Después de dos años y medio de tratamiento en un hospital de Brasil, el pequeño Brener Lorenzo, de 4 años, venció al cáncer. La madre del pequeño reconoce la intervención de Dios en la recuperación de su hijo.

El niño de la ciudad de Anori, a 195 kilómetros de Manaos, Brasil, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda y comenzó el tratamiento de inmediato. Según el Departamento de Salud del Estado de Amazonas, el diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de curación hasta en un 85 %.

Cuando se identificaron los cambios en el análisis de sangre de Brener, el niño fue remitido a la Fundación de Hematología y Hemoterapia (Hemoam) del Hospital Amazonas, que, al confirmar la leucemia, comenzó su tratamiento en menos de 72 horas.

“Recuerdo cuando Brener llegó a Hemoam, teníamos su resultado en la mano. Y hoy está aquí, en excelente estado de salud, demostrando que una cura para la leucemia es posible cuando la tratamos temprano”, dijo Socorro Sampaio, médico de Brener. Sin embargo, para la madre del niño, Eliane Silva de Oliveira, el sentimiento es de gratitud a Dios. “Es un milagro de Dios”, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí